Inicio » Noticias » México » Más de 100 sitios arqueológicos descubiertos en los últimos años

Más de 100 sitios arqueológicos descubiertos en los últimos años

sitio arqueologicoInvestigadores mexicanos han descubierto en años recientes 109 sitios arqueológicos de hasta 3.000 años de antigüedad en el noroccidental estado de Baja California, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Del total de sitios registrados, que corresponden a campamentos estacionales de grupos cazadores-recolectores-pescadores, 104 son costeros y cinco se encuentran en los valles intermontanos, dentro de la comunidad indígena kumiai de San Antonio Necua.

Los materiales arqueológicos descubiertos en ambos tipos de campamentos corresponden a las épocas Arcaica (7.500 a 1.500 a.C.) y Prehistórica Tardía (1.500 a.C. a 400 d.C.), y reflejan el movimiento de los antiguos pobladores de la costa hacia los valles interiores.

Los campamentos costeros se caracterizan por concentraciones de conchas de moluscos asociados a morteros fijos tallados en roca, metates, fogones, artefactos trabajados en hueso o concha y herramientas líticas que reflejan la práctica de la cacería.

La investigación es llevada a cabo desde 2010 por la arqueóloga Enah Montserrat Fonseca en la región norte de Ensenada, dentro de un área de estudio que va de Playas de Rosarito hasta Punta Banda, y de la Sierra de Juárez al Océano Pacífico.

La arqueóloga señaló que algunos campamentos llegan a medir hasta 20 metros de diámetro mientras que otros son de apenas cinco.

Algunos pertenecen a la época Arcaica y probablemente corresponden a grupos nómadas que se establecieron por largo tiempo, en comparación con los pertenecientes a la Prehistórica Tardía.

Fonseca detalló que se encontraron campamentos de producción y habitacionales al aire libre y en abrigos rocosos. De los 104 sitios costeros se seleccionaron 16 con mayor potencial arqueológico, de los cuales tres se exploraron en la más reciente temporada, en 2012.

De acuerdo con los fechamientos por radiocarbono, dos de los tres sitios excavados corresponden al periodo Arcaico; uno data de 2.864 años antes del presente, con margen de error de más o menos 75 años, y el otro tiene una antigüedad de 3.254 años, más o menos 77. La datación del tercer sitio está en proceso.

“En esos tres campamentos descubrimos gran cantidad de huesos de animales, deshecho de conchas, así como manos de metates, herramientas líticas y 13 fogones de tres diferentes tipos”, apuntó la investigadora.

Refirió que algunos fogones “están hechos con una cama de piedra; otro tipo que es el clásico, donde se colocaron rocas formando un círculo sin nada al centro, y un tercer tipo de fogón fue elaborado colocando una especie de lajas y encima pusieron piedras circulares”.

De acuerdo con la experta, las diferencias entre fogones son importantes porque indican diversidad de formas o fases en la preparación y conservación de los alimentos.

Asimismo, informó que se tomaron muestras del sedimento hallado en los fogones, y actualmente se hacen estudios para determinar qué combustible utilizaban.

También se tiene avanzado en un 50 % el análisis osteológico para identificar a qué especies corresponden los huesos de animales.

Hasta el momento, dicho estudio indica que uno de los tres sitios excavados tiene predominantemente restos de peces; otro tiene más de mamíferos (lobo marino, ballena, delfín), seguramente recolectados al varar los animales en la playa, y del tercero continúa el análisis.

“Los tipos de especies indican las estrategias de pesca; por ejemplo, hay especies de zonas de algas, donde no se pueden meter redes, lo que indica que la captura debió ser por medio de anzuelos, y para cazar otras especies más grandes fueron usados arpones”, explicó Fonseca.

En lo relativo a la lítica, la arqueóloga refirió que se tiene registrado todo el proceso de manufactura de talla, desde núcleos de piedra, percutores, lascas hasta herramientas terminadas como raspadores, pulidores, cuchillos y perforadores, entre otros.

En los campamentos de tierra adentro, que “guardan muy buen estado de conservación por estar protegidos por la propia comunidad”, disminuye la cantidad de valvas aunque se descubrieron vestigios como los hallados en la costa, vinculados a petrograbados y pintura rupestre, señaló el INAH.

[EFE]